Críticas

La obra pictórica de Yoryi Morel se destaca por la limpidez y precisión de sus pinceladas, que atrapan al vuelo un instante de la realidad, inmortalizándolo en el paisaje del Cibao que aparece en sus lienzos impregnado de las luces y los olores propios del campo. La técnica es comparable a la de ciertos pintores impresionistas europeos, pero los temas son otros y no hay duda de que los impresionistas franceses hubieran envidiado la luz desbordada y las sombras iluminadas de la campiña nuestra, que cobra vida y se hace trascendente en los mejores lienzos de Morel.
— Fernando Ureña Rib (1951-2013), Artista y critico de arte
La preeminencia del símbolo y de la libertad absoluta de la creación, tuvo su impulso inicial en el Impresionismo, la sistematización que hace Yoryi de los principios impresionistas lo coloca en el país como un perfecto moderno. Yoryi inicia la pintura moderna y netamente nacional en el país, a él le tocó desanudar los siglos de la tradición romántica, realista, costumbrista y fundar nueva vertiente partiendo esencialmente de los preceptos impresionistas.
— Jose Enrique Garcia, Hoy Digital, 2006
Decir que Yoryi no ha tenido maestros, que ha realizado todos sus cuadros sin haber visto antes ni un solo cuadro de ningún otro pintor, decir que es la primera vez que sale de su rincón natal de Santiago, no es buscarle excusas ni aprobaciones complacientes, es, simplemente, afirmar la existencia del genio
— Tomás Hernández Franco, via Memoria de la Pintura Dominicana
La vocación pictórica de Jorge Octavio nació en ese mundo imaginario que crean los niños alrededor suyo. Mundo de monólogos, de inventiva, de fantasías, de construcciones, de escondite y de refugios que él solía revivir.
— Danilo de los Santos, Memoria de la Pintura Dominicana, 2008
Este muchacho de veinte y cuatro años, pequeño, delgado, elegante y discreto, tiene un alma exquisitamente sensible y sabe traducirla en las maravillosas tonalidades de su paleta...
— Juan Bautista Lamarche, Listin Diario, 1930
Sólo el Sol de Santiago ha enseñado a pintar a Yoryi Morel...
— Juan José Llovet, 1936, via Memoria de la Pintura Dominicana
Yoryi Morel ha venido de nuevo a maravillarnos con su carga de sol y atmósfera, de vida y ambiente cibaeños. Ha venido de nuevo a poner otro paréntesis en nuestra ansia de arte auténtico, apenas consolada con el indirecto medio de los fotograbados en libros y revistas. / Esta vez ha traído muchos nuevos cuadros que acusan un notable progreso en su conciencia de artista y en su técnica pictórica...
— Pedro Troncoso Sánchez, 1936, via Memoria de la Pintura Dominicana